El diseño de Juan Valdez Café

Cuando llegas a Colombia🇨🇴😁 sientes la necesidad de probar el café ☕que tanta fama tiene a nivel mundial. Es muy fácil hacerlo por que en cualquier lugar ✨ no tienes que preguntar dos veces para que la gente te venda un “tinto” (para los que no hayan podido estar en Colombia, así se le dice a una tacita de café que en proporción tiene más agua que café) que a decir verdad es  riquísimo y me volví fan de ellos 🙌.

Para mi, el café☕ que se toma en las calles, el que no tiene marca, el que llevan y traen personas por doquier; ese, ese tiene un sabor más agudo, más natural y sin duda, mucho más dulce y fresco. Además las personas que lo venden, siempre te cuentan una historia o una anécdota y más aún si descubren – siempre lo hacen –  que no eres colombiano.

En mi aventura colombiana no pasaron ni dos días para que alguien me sugiriera que debía probar el café de Juan Valdez☕, y debo admitir que con escuchar el nombre no me apetecía para nada, pero era tanta la insistencia que me aventuré a ir a una cafetería que estaba muy cerca de mi casa a probarlo.

Cuando llegué a ese lugar, lo primero que pensé es que me gustaba la decoración, pero me recordaba a Starbucks y eso no me encantaba. Al acercarme a la barra me di cuenta de que no iba a ser fácil 🤔elegir lo que quería, porque los nombres de los cafés no eran lo mismos que encuentras en cualquier otro lugar 😕😕 y eso me hizo quedar como una tonta frente a la gente que atendía la barra.😂

El café que probé siendo 100% sincera no era el mejor, ni el más fresco, ni el que tenía sabor sin igual.  Sin embargo, me senté en algún sitio a bebérmelo y empecé a observar algo que me cautivó totalmente.

 

 

El diseño de Juan Valdez tenía vida propia, 😘✌contaba una historia completa. Cada bolsa tenía un diseño único, un acabado fantástico y todo, todo tenía tendencias étnicas y vernáculas 🌞✨que no hacían más que enaltecer el orgullo del pueblo colombiano.

Si algo puedo admirar de Colombia es que aman todo lo suyo, lo
respetan, se enorgullecen y cuentan historias de ello.😍🙌

 

Estando sentada ahí me di cuenta de que esta empresa ofrecía un diferenciador único, sus productos prometían ser 100% de caficultores colombianos 💛💙❤ y además le daban un lugar protagónico al empaque y a la historia que éste debía contar. El diseño para Juan Valdez es taaaaan importante que se alejo de lo común 🏃 y apostó por ofrecer productos premium con características que a nivel de diseño no puedo encontrarles un error y son increíbles guiños vernáculos que no se alejan de la elegancia y el buen gusto de la marca y que además,  reafirman en sus consumidores de dónde son y cuan felices se sienten de serlo💪👊.

Esta marca ha empezado a crear también espacios que cuentan historias, pues algunas de sus cafeterías están siendo remodeladas 🎆 con motivos indígenas de la Sierra Nevada, que sirven como homenaje a las creencias y la forma de vida de los pueblos Arhuacos, Koguis, Wiwas y Kankuamos  y no podemos negar que son completamente fabulosas las intervenciones y los detalles únicos creados por los mismísimos protagonistas de la historia🌞🐵.

Al final de cuentas todo lo que yo vi en Colombia fue tan magnífico que es la razón por la que escribo este blog y comparto un poco de todo lo increíble que es el diseño en América Latina.
Juan Valdez goza de un diseño increíble y de productos que te puedes llevar a todos lados y presumir que vienen de la tierra del sabor, el café y el color. 🍊🌞😍

 

Te dejo la página oficial de Juan Valdez

Comentarios

Creativa, Divertida y llena de amor por el diseño étnico, vernáculo y los viajes.